IoT Internet de las cosas

IoT Internet de las cosas

Cada día escuchamos y podemos leer mucho sobre ello pero, cada día irá a más. Nos referimos al IoT Internet de las cosas, hoy en día toda una realidad con muchas promesas por delante que es posible gracias a la evolución de la tecnología que se ha ido desarrollando en estos últimos años.

Partiendo del término inglés IoTInternet of Things”, estamos rodeados de pequeñas redes y nuevas tecnologías que tienen una única finalidad: conectar el máximo de objetos que nos rodean, entre ellos y con nosotros.

Objetos conectados y Smart Cities, lo más “visible”

A día de hoy tenemos el ejemplo más cercano del IoT en nuestro propio hogar, donde electrodomésticos, servicios, sensores de todo tipo que controlan temperatura o iluminación ya están conectados a Internet. El otro gran ámbito de acción del IoT es el de las ciudades avanzadas o Smart Cities.

En ellas el Internet de las Cosas se aprovecha para medir ciertos parámetros externos (ya sea temperatura, energía, actividad, luz, humedad, errores, etc.), de forma automática y sin la interacción del ser humano. Y que esos datos viajen a un centro de procesamiento para que se tomen las decisiones adecuadas en tiempo real. Por ejemplo, son muchas las ciudades que están implementando redes de sensores en multitud de puntos como alarmas, semáforos, alcantarillas, vehículos, alumbrado… y hay mejoras interesantes que se espera conseguir, como la cuantificación de los peatones que pasan por un determinado cruce para optimizar automáticamente el tráfico en esa zona.

Lancemos una pregunta, ¿cuáles son las tecnologías clave del Internet de las cosas? IoT dispone de una secuencia de capas, cada una encargada de una labor y que ha sido diseñada con mimo para cumplir su función. Desde la extracción de datos, su envío y recepción y posterior procesamiento para dar lugar a los resultados.

En ello es fundamental el desarrollo tanto software como hardware, se abre un sin fin de posibilidades para el mundo de la sensorica a desarrollar, apoyándose en una nueva gama de procesadores de nueva generación que deberán ser cada vez más pequeños, rápidos y con un menor consumo. Igualmente se espera una evolución en los protocolos de comunicación, que deberán posibilitar ser cada vez más rápidos y eficientes.

Y aquí hay dos vertientes. Muchos de los protocolos de comunicación tradicionales continúan vigentes en IoT y sus futuras mejoras serán clave. Hablamos por ejemplo de conexiones de red local vía Ethernet o de transmisión inalámbrica a través de conectividad móvil, según sean los requisitos en cada ubicación.

Por ejemplo, estas dos opciones son las contempladas por Vodafone e IBM en su propuesta de “Ciudades Conectadas”, donde las velocidades de conexión que permitirán los próximos protocolos, como el 5G, serán la base de la conectividad de largo alcance del IoT.

 

Pero también hay nuevos protocolos que han sido ideados pensando en el IoT y la comunicación de objetos entre ellos y a corta distancia. Un ejemplo es NFC o también Bluetooth 4.0, que tiene el apellido de LE ‘Low Energy’ precisamente porque está pensado para ser implementado en sistemas con baterías reducidas como por ejemplo pulseras cuantificadoras.

El aspecto energético ha sido durante muchos años un elemento de batalla en las comunicaciones precisamente por los altos consumos de estos componentes, y los diseñadores y fabricantes actualmente lo tienen en el punto de mira para continuar su mejora. Ese cuidado con el consumo irá asociado a los estándares de comunicación que nos irán llegando en el futuro, como la transmisión de datos a través de la luz: LiFi.

La relación de IoT con Big Data

Vivimos en un mundo cada vez más interconectado ¿Por qué? Porque la digitalización del mundo físico es real a comparación de hace unos años, la combinación software y hardware dota a un producto de vida inteligencia. Ahora, todos disponemos de algún dispositivo, como nuestro smartphone que tiene una realización existente y evidente con nosotros o con otros objetos que a su vez se conectan entre si y con Internet ofreciendo datos a tiempo real, ya que cada día se crean 2,5 trillones de bytes de datos.

Pero ¿Qué tiene que ver IoT con Big Data? Mucho, Internet de las Cosas y Big Data se compenetran perfectamente, ya que una de las consecuencias de la llegada del IoT es la generación de muchos datos que son analizados a través de la tecnología Big Data con el fin de ofrecer mejores servicios ante el usuario.

Internet de las Cosas (IoT) y su aportación al Big Data

Los objetos inteligentes ofrecen millones de datos provenientes del aumento del número de dispositivos conectados entre si, ya sea a través de Internet o microchips. Y todos esos datos son gestionados por las empresas a través de una Analítica de Datos Masivos.

La instauración de IoT hubiera sido compleja si no se hubiera seguido una estructura de Big Data, ya que sin esta tecnología no se tendría una forma eficiente de analizar grandes cantidades ingentes de datos.

Internet de las Cosas es un concepto que engloba infinitas posibilidades porque aporta la conectividad entre dispositivos y para el Big Data, esa interconectividad y el flujo de procesos que se llevan a cabo entre dispositivos, y su propio uso, genera muchos datos y esos acontecimientos son producidos en tiempo real.

En definitiva, nos dirigimos hacia un futuro en que los objetos inteligentes detectan el entorno en que se encuentran, interactuando no solo con sus propietarios sino con otros objetos. Y estos datos procedentes del Internet de las Cosas supondrán, a el corto plazo, el mayor flujo de información que se aúna en Internet, y, por consiguiente, el mayor proveedor para los sistemas de Big Data, Inteligencia Artificial (IA) y Computación Cognitiva

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies